Cada persona tiene potencial de crecimiento ilimitado, esto quiere decir que cada uno de nosotros tiene la capacidad de hacer lo que decidas, de hacerlo muy bien. Esto no quiere decir que de repente puedes hacer algo nuevo sin ninguna preparación, lo que quiere decir es que, si haces lo que es necesario, poniendo todo tu empeño en alcanzar la meta, puedes hacer realmente cualquier cosa que decidas, sin ningún tipo de límites. Sin embargo, hasta que no hagas algo con tu empeño y talento, todo tu potencial es sólo es eso: potencial. Esta allí, esperando que lo desarrolles. Es necesario que hagas crecer en ti esa semilla del éxito que tienes dentro.

Debes saber, primeramente, qué es lo que se requiere para conseguir tu éxito.

Comienza por definirlo para ti. Por ejemplo, cada trabajo, oficio o tarea tiene ciertas habilidades que es necesario tener para ejecutarlo correctamente. Si el éxito que has decidido alcanzar es ejecutar ese trabajo o tarea, el camino para alcanzarlo pasa por la adquisición de estas habilidades y destrezas. Y es justamente en el momento en el que ya sabes lo que hay que hacer donde presentamos la resistencia al venir este problema: ¡Que hay que hacerlo! Y aunque dicho es más fácil que hecho, cada uno es responsable de enfrentarse al momento decisivo en nuestra vida donde somos capaces de vivir por el diseño que hemos escogido. Toma acción: fórmate, prepárate, mejórate. No dejes nada para “después”, cuando lo dejas para luego, perdemos el ánimo y el enfoque; y entonces “después” nunca llega. En lugar de dejarlo, construye un hábito de trabajo, estudio o formación. Para para eso debes ser constante; porque la semilla del éxito no crece sola, lo hace con tu esfuerzo y dedicación, hacerla crecer requiere más que todo disciplina y constancia. Para mantenerse enfocado en el camino ten en cuenta que tus metas deben ser realistas, el progreso debe ser medible y el éxito comprobable. Tu camino debe ser, en fin, un camino planificado, que podamos transitar sin dejar de ver el fin que perseguimos frente a nosotros, todo el tiempo. La motivación, la constancia y la disciplina son los elementos más importantes de este proceso.

Así que, si necesitas ayuda, búscala. El éxito no se hace realidad en soledad. Rodéate de personas afines a tu meta, que te ayuden a mantenerte en el camino siempre, sin perder nunca de vista que tú eres la única persona que puede hacer lo que es necesario para alcanzar tu éxito.

Se parte de Ledership LLC

Rodeate de personas que tienen la misma visión que Tu de liderazgo, superación y felicidad. Eleva tu vida hoy uniendote a nuestra lista VIP.

Cuando quieres cambiar

by | Aug 8, 2019 | Liderazgo | 0 comments